Lactancia en tiempos de pandemia

La pandemia de COVID-19 que vivimos en la actualidad es uno de los muchos retos que nuestra generación ha tenido que vivir en los últimos años. Entre huracanes, temblores, sequías y problemas políticos, los puertorriqueños hemos logrado prevalecer como comunidad resiliente y unidos.

La población de madres lactantes y embarazadas es una que en particular necesita atención ante una enfermedad novel de la cual se tiene poca información.

En la población de recién nacidos, infantes y niños todavía hay menos información que en la población de adultos y ancianos, que hasta el momento parece ser la más severamente afectada.

Aunque aparecen ocasionales noticias de niños afectados; si generalizamos, hay pocos niños diagnosticados y complicados comparados con las poblaciones de adultos.

Nuestras madres embarazadas enfrentan en estos momentos además de las preocupaciones normales de traer un bebé al mundo, miedo de adquirir la enfermedad de y potencialmente transmitirla a su bebe en útero, temor de contagiarse durante la hospitalización para tener su bebé y también la incertidumbre de que se le permita un acompañante que las asista en el proceso del parto y post parto.

Son tiempos difíciles para todos, incluyendo el personal que evalúa toda la información médica que sale día a día de esta nueva enfermedad, para poder dar recomendaciones justas que protejan a la población general, los pacientes, sus familiares y el personal médico.

Ante la ansiedad que todo esto ocasiona, ¿qué puedes hacer si estás embarazada o lactando?

Mantén la calma. Trata de manejar la ansiedad manteniéndote activa dentro de las guías de seguridad en la pandemia. Trata de meditar, alimentarte bien y descansar.

Si estas embarazada discute con tu ginecólogo la política del hospital sobre las pruebas de COVID-19 para embarazadas y su pareja. Saber que esperar te puede ayudar a bajar los niveles de estrés.

Algo positivo es que muchas madres lactantes trabajan desde la casa lo cual puede ser beneficioso para la prolongación de la lactancia. Hay más oportunidad de lactar a demanda y directo del pecho. Definitivamente balancearlo todo es difícil pero posible. Discute tu situación con tus superiores para poder organizarte.

Trata de conseguir un grupo de apoyo para madres lactantes en línea pues compartir tus experiencias te puede ayudar mucho con el distanciamiento social recomendado.

Si estás lactando y en algún momento te enfermas puedes acudir a las instituciones que proveen guías e información para el manejo de enfermedades infecciosas y discutirlas con tu pediatra. Aquí les incluyo un resumen de algunas.

El CDC (Centro de Control de Enfermedades Infecciosas) y el AAP (Academia Americana de Pediatria) promueven la lactancia aún si la madre es positiva a COVID-19. Todo depende del estado de salud de la madre y el bebé.

Mencionan varios puntos importantes:

Las recomendaciones para infantes mayores o niños con padres positivos a COVID-19 son similares. El uso de mascarillas e higiene de manos se recomienda hasta que estén sin fiebre por más de 24 horas, hayan pasado 10 días de la aparición de su primer síntoma, o 10 días de su primer resultado positivo si está asintomático.

Con la información que hay hasta ahora, debemos promover la lactancia en todas nuestras madres aún si son COVID-19 positivo. Debemos ayudar y apoyar a la madre en su decisión de cómo darle su leche materna al bebé si está infectada para evitar la transmisión siguiendo las guías y estudios mas recientes sobre esta enfermedad.

Todavía falta bastante tiempo en lo que la pandemia de COVID-19 se pueda controlar. Hay mucho que aprender sobre este virus y sus efectos a largo plazo. Recuerda lavarte las manos frecuentemente, usar mascarillas y mantener el distanciamiento social según las recomendaciones. Juntos podemos ayudar a controlarlo.